Las autoridades costarricenses confirmaron la primera víctima mortal del sismo de magnitud 7,6 en la escala abierta de Richter, que sacudió hoy al país centroamericano.

Se trata de una mujer de más de 55 años que falleció de un infarto a causa del fuerte temblor, según informó la directora de la clínica de Filadelfia (costa del Pacífico), Eva Camargo.

La mujer, vecina del pueblo de Carrillo, en la costa pacífica, fue trasladada a la clínica de Filadelfia (250 kilómetros al noroeste de San José) y allí murió, según dijo a medios locales la doctora.

El sismo de 7,6 grados de magnitud se produjo a las 08.42 hora local (14.42 GMT) y tuvo su epicentro en el océano Pacífico, unos 220 kilómetros al noroeste de San José.

Hasta el momento se han presentado 60 réplicas y daños leves a moderados, especialmente en la zona de la costa, donde se han registrado postes caídos, cortes de electricidad, ventanas rotas y grietas en las calles.

La Cruz Roja informó, además, de dos desaparecidos en la localidad de Nicoya, cerca del epicentro del sismo.

La presidenta Laura Chinchilla hizo un llamado a la calma a la población, a la vez que las autoridades de educación suspendieron las clases en la provincia costera de Guanacaste y se evacuaron algunos edificios de Gobierno en la capital.