La petrolera estadounidense Chevron no abandonará Brasil y trabajará para reactivar sus proyectos en ese país, donde un tribunal le dio como plazo hasta finales de agosto para suspender sus operaciones, dijo hoy el presidente de Chevron Venezuela, Don Stelling.

El ejecutivo, que participó en el II Congreso Integral de Hidrocarburos que se desarrolla en la localidad venezolana de Lechería (este), aseguró que en Brasil tienen tres proyectos.

Señaló que Chevron no tiene previsto cambiar su estrategia y que continuarán "adelante" con ella, al tiempo que confirmó que trabajarán para reactivar "proyecto a proyecto".

El pasado 1 de agosto, la Justicia brasileña dio un plazo de treinta días para que Chevron y la perforadora Transocean suspendan sus actividades de extracción y transporte de crudo en Brasil a raíz de un vertido ocurrido en noviembre pasado en una concesión explotada por ambas.

Chevron selló y abandonó el pozo siniestrado en noviembre, pero continuó operando hasta marzo, fecha en la que anunció la suspensión "voluntaria" de todas sus actividades en la zona después de que ocurriera un nuevo vertido de pequeñas dimensiones en el mismo lugar.

El accidente de Chevron fue el responsable del 96 por ciento del petróleo vertido al mar en el país en 2011, según la Agencia Nacional del Petróleo (ANP), regulador de los hidrocarburos en Brasil.

Con la nueva decisión de la Justicia, Chevron y Transocean tendrán que pagar una multa diaria de 500 millones de reales (unos 250 millones de dólares) en caso de incumplir con el fallo.

Tras conocerse la sentencia, Chevron anunció que apelará, mientras que Transocean evitó comentar el asunto.

A mediados de agosto, el director de Exploración y Producción de Petrobras, José Formigli, anunció que la estatal brasileña usará su departamento jurídico para ayudar a Chevron y a Transocean.