Brasil aumentó la tarifa de importación para 100 productos en una acción para estimular a la industria nacional frente a la creciente competencia externa, informó el gobierno.

La medida fue adoptada por el consejo de ministros de la Cámara de Comercio Exterior durante una reunión celebrada la noche del martes y despertó críticas por considerarse una medida proteccionista.

No obstante, el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Fernando Pimentel, aseguró que la decisión no contraviene las reglas del comercio mundial.

"Lo que estamos haciendo es absolutamente dentro de las reglas de la Organización Mundial del Comercio", declaró Pimentel después del encuentro. Explicó que el aumento fue adoptado para aliviar el diferencial de precios causado por la débil economía internacional, que llevó a un abaratamiento de los productos incluidos en la lista.

Anticipó que la medida entrará en vigor alrededor del 25 de septiembre después de ser sometida a consulta con los restantes socios del Mercosur.

Una disposición del Mercosur, que tiene una tarifa externa común entre sus cuatro miembros --Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay-- permite que uno de sus socios proteja sus mercados internos de la competencia externa en momentos de debilidad económica, aunque el aumento de tarifas debe ser aprobado por los otros países.

La medida, que elevará las tarifas para los productos afectados a un tope de 25%, estaría en vigencia durante 12 meses, según Pimentel.

La lista de 100 productos incluye bienes agrícolas como papas, así como productos industriales como láminas de aluminio, neumáticos, plásticos y diversos tipos de piezas metálicas.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Guido Mantega, aseguró que el gobierno va a monitorear los precios de esos bienes para evitar que aumenten en el mercado interno. Aseguró que en caso de determinarse casos de inflación para alguno de los productos, sería retirado de la lista.

"Vivimos un momento en que está faltando mercado en el mundo y los exportadores vienen atrás de Brasil, que es uno de los pocos mercados que crece y nuestra industria se está perjudicando con eso", sostuvo Mantega.

No obstante, el ex ministro de Hacienda Rubens Ricupero criticó el aumento de tarifas, que calificó de paliativo que no resuelve el problema de competitividad de la industria y más bien es proteccionista.

"Es una medida legal porque obedece al nivel de tarifas consolidado en la OMC, pero es un retroceso dentro del ideal de liberalización del comercio", sostuvo Ricupero, citado por el sitio de internet del diario O Estado de S. Paulo. "No va a ser positivo, es una medida proteccionista", añadió.