Lionel Messi, por sugerencia suya, jugará más retrasado que de costumbre en el ataque de Argentina que saldría el viernes con Gonzalo Higuaín y Ezequiel Lavezzi bien de punta ante Paraguay por las eliminatorias mundialistas.

El técnico Alejandro Sabella desplegó el miércoles lo que sería el equipo titular para ese duelo en Córdoba y se hizo eco de una sugerencia del astro del Barcelona español, quien un día antes dijo que se sentía más cómodo jugando con dos delanteros de punta y él un poco más atrás.

Durante una informal práctica de fútbol a puertas cerradas, Sabella puso a Higuaín (Real Madrid, España) y a Lavezzi (Paris Saint-Germain, Francia) como últimos atacantes y a Messi acompañando desde atrás, en posición de enganche adelantado.

La oficina de prensa del seleccionado dio a conocer esa información, pero sin dar otros detalles de esa práctica en el cuartel general de los argentinos, en la vecina ciudad de Ezeiza.

Lavezzi entraría en lugar de Sergio Agüero (Manchester City, Inglaterra), suspendido por acumular dos amonestaciones y que además sufre una distensión de ligamentos en la rodilla derecha.

Messi, quien en anteriores partidos de eliminatorias jugó más adelantado en la ofensiva, dijo el martes que "me gustó cuando jugué con dos delanteros y yo un poco más atrás", como ocurrió el 15 de agosto en un amistoso que Argentina venció 3-1 ante Alemania, en Francfort, con dos goles de la "Pulga".

Y esa especie de pedido de Messi, fue como una orden para Sabella.

El equipo titular formó con Sergio Romero, Pablo Zabaleta, Federico Fernández, Ezequiel Garay, Marcos Rojo, Fernando Gago, Rodrigo Braña, Angel Di María, Messi, Lavezzi e Higuaín.

Argentina marcha tercera en las eliminatorias a dos puntos del líder Chile y a uno del escolta Uruguay, mientras que Paraguay figura penúltimo con cuatro.