Al menos 33 personas resultaron heridas esta noche durante choques entre manifestantes y policías junto a la Embajada de Siria en El Cairo, informó la agencia de noticias estatal egipcia, Mena.

Según una fuente de los servicios de seguridad citada por la agencia, los participantes en la protesta arrojaron piedras y cócteles molotov contra los agentes cuando éstos intentaron evitar que irrumpieran en la legación.

El doctor Ahmed Ansari, jefe adjunto del servicio de ambulancias del Ministerio de Sanidad, precisó a Mena que las víctimas sufren heridas por cortes, contusiones y fracturas.

El diario independiente Al Masry al Youm agregó en su página web que la policía utilizó gases lacrimógenos y pelotas de goma contra los manifestantes, que se apoderaron de un vehículo policial y mantuvieron retenido por unos momentos a un agente que estaba en su interior.

Los manifestantes habían marchado desde la plaza Tahrir, donde mantienen una tienda de campaña de la oposición siria, hasta la embajada para protestar contra las masacres cometidas por el régimen de Bachar al Asad.

Mena subrayó que ocho manifestantes fueron detenidos por las fuerzas de seguridad.

No es la primera vez que se registran enfrentamientos entre manifestantes y policías en las inmediaciones de la sede diplomática.

La última fue el pasado 19 de julio cuando los agentes de seguridad egipcios dispersaron por la fuerza una manifestación junto a la embajada de Siria, sin que se registraran víctimas.