La inflación cerró en agosto en 1,1%, sin mayores variaciones respecto al mes anterior, lo que permitió que la tasa anualizada llegara a 18,1%, anunciaron el martes las autoridades financieras.

La inflación anualizada alcanzó en agosto 18,1%, lo que constituyó una disminución de 7,7 puntos porcentuales respecto al mismo período del año pasado. Venezuela ha reportado en los últimos seis años la mayor tasa de inflación de la región a pesar de tener control de precios y de cambios desde el 2003.

Los incrementos de precios que se dieron en los renglones de esparcimiento, transporte, bebidas alcohólicas y salud incidieron sobre el comportamiento del índice nacional de precios (INPC) que alcanzó en agosto una variación de 1,1%, dijo el martes el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes.

Para julio se registró una tasa inflación de 1%.

Merentes declaró a la prensa que de mantenerse la tendencia a la desaceleración de la inflación que se viene reportando desde finales del 2011, para este año "pudiéramos estar por debajo de la meta fijada en el presupuesto" que se calculó entre 20% y 22%.

En los últimos ocho meses se ha acumulado una inflación de 9,8%, cifra que representa cerca de la mitad de la observada en el mismo período del 2011 que fue de 18,6%.

Merentes anunció, por otra parte, que para la próxima semana entrará en plena operatividad el esquema que permitirá a las empresas locales y foráneas y los depositantes tener cuentas en moneda extranjera en los bancos venezolanos.

Alterno al problema de la inflación los venezolanos padecen desde hace más de cuatro años dificultades para conseguir algunos productos esenciales debido a las distorsiones generadas por el control de precios.

El índice de escasez de productos se ubicó en agosto en 13,7%, levemente por debajo de la tasa del mes anterior que fue 14,2%.

Venezuela cerró el año pasado con una inflación de 27,6%.