El expresidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010) calificó hoy de "bofetada a la democracia" las negociaciones formales de paz que abrirá el Gobierno de Juan Manuel Santos con las FARC el próximo octubre en Oslo.

Uribe reaccionó con una dura crítica al Gobierno de su sucesor poco después del anuncio de Santos, quien confirmó que se ha alcanzado un acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para negociar con el objetivo de poner fin al conflicto armado interno que padece el país desde hace casi 50 años.

El expresidente se expresó así contrario a que el Gobierno vaya a acceder a "negociar la agenda del país con la guerrilla".

"Las posibilidades de éxito están basadas en la negociación con ellos de la agenda del país, y eso sería un mal ejemplo para la democracia", afirmó Uribe en declaraciones a Caracol Televisión.

Uribe fue también muy crítico con los cinco puntos de la agenda de negociación pactada con las FARC, al censurar que el Gobierno vaya a negociar con la guerrilla sin que ésta cese previamente las actividades armadas.

En su opinión, la única salida al conflicto armado colombiano tendría que ser "un sometimiento a la justicia" por parte de la guerrilla.