Telefónica inauguró hoy su nuevo centro de datos en Brasil, que va a integrar toda la infraestructura de tecnología de la información de la compañía española en el país suramericano.

El director de Telefónica América Latina, Santiago Valbuena, dijo que la inauguración del nuevo centro, ubicado en la localidad de Santana do Parnaíba, a unos 40 kilómetros de Sao Paulo, es "el primer día de una gran historia de éxito".

Valbuena afirmó que Telefónica "continúa comprometida con sus clientes" y con la historia de crecimiento de Brasil, en un discurso durante la ceremonia de inauguración, a la que asistieron el ministro de Comunicaciones, Paulo Bernardo Silva, el presidente de Telefónica Brasil, Antonio Carlos Valente, y autoridades locales.

El centro integra las infraestructuras de tecnología de la información de Telefónica Brasil y soporta un tráfico de más de 90 millones de clientes.

La unidad servirá para almacenar todos los datos de la compañía y la información referente a los clientes, como registros, contratos, además del origen, destino y duración de las llamadas.

La inversión ha ascendido a 400 millones de reales (unos 200 millones de dólares) para construir las instalaciones donde trabajan 200 personas.

Valente destacó que la calidad de los servicios y la innovación han sido los pilares de la inversión de Telefónica en el país, donde opera bajo la marca Vivo.

"Este centro combina esos dos ejes de la compañía, calidad e innovación", afirmó Valente, que también aseguró que el centro tiene autonomía para funcionar 72 horas sin abastecimiento eléctrico, en el caso de que ocurran cortes de suministro.

El ministro Silva manifestó que el objetivo del Gobierno es mejorar el acceso a internet y a las tecnologías de la información, para que lleguen a estar tan presentes en Brasil como la televisión y la radio.

Silva admitió que es necesario "mejorar el ambiente regulador", aumentar las inversiones y enfrentar la carga tributaria que afecta al sector de telecomunicaciones, a la vez que abogó por "una asociación cada vez más fuerte con las empresas".

Valente coincidió con el ministro y, en declaraciones a Efe, destacó la necesidad de disminuir la carga tributaria que soportan los clientes de telefonía para potenciar el desarrollo del sector.

El pasado mes de abril se inició la transferencia de sistemas y de datos procedentes de otras unidades de la compañía hacia ese nuevo centro, en un proceso que se prevé que se concluirá el primer semestre de 2014.

Las instalaciones del centro tienen 33.600 metros cuadrados de área construida en un terreno de 70.000 metros, según datos anunciados en la inauguración.