El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, presentó el martes a los miembros de su equipo de transición que trabajará con el gobierno saliente en el próximo cambio de poderes, al tiempo que ya prepara su primera gira fuera del país que lo llevará a Centro y Sudamérica.

El político del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que regresará a la presidencia luego de 12 años de su primer derrota tras siete décadas en el poder, informó que habrá un grupo encargado de la transición gubernamental encabezado por su ex coordinador de campaña Luis Videgaray y otro responsable del diálogo político y de seguridad que estará a cargo del ex gobernador Miguel Angel Osorio Chong.

Bajo esos dos grupos, Peña Nieto nombró a más de una treintena de personas que serán responsables de diversas temáticas como justicia, derechos humanos, seguridad social, campo, energía, salud, jóvenes, turismo e infraestructura.

Muchas de las personas son miembros del PRI, aunque también incluyó a figuras que fueron parte de otros partidos, incluida una ex presidenta del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) que hoy desconoce su triunfo.

Rosario Robles, que fue líder nacional del PRD y ex alcaldesa de la ciudad de México por la izquierda, fue nombrada vicecoordinadora de política social.

También incluyó en el equipo de transición a Roberto Campa, un político cercano a la poderosa líder nacional del sindicato de maestros, Elba Esther Gordillo. La sindicalista fue militante del PRI hasta hace unos años, cuando fue expulsada luego de apoyar la creación de otro partido, el minoritario Nueva Alianza

Dijo que el equipo se encargará de comenzar a elaborar planes de acción y programas que su gobierno planea poner en marcha a partir del 1 de diciembre, cuando asumirá formalmente la presidencia para los próximos seis años.

Peña Nieto, ex gobernador del populoso Estado de México, dijo que el ser parte del equipo de transición no significa necesariamente que ocuparán algún cargo dentro de su gabinete.

Jorge Carlos Ramírez, designado como vicecoordinador en temas de seguridad y justicia, dijo a periodistas que la incorporación de personas que han sido ajenas al PRI en el pasado muestras que "el presidente (electo) es evidente que privilegió experiencia y privilegió confianza".

Añadió que "incluye a personas que no necesariamente comparten la misma ideología, pero su mayor riqueza está seguramente en la pluralidad de estilos, de formas, de historias que está reuniendo".

Al término del anuncio, Emilio Lozoya, nombrado vicecoordinador de asuntos internacionales del equipo de transición, dijo a The Associated Press que el equipo prepara la primera gira de trabajo del presidente electo fuera de México, la cual se realizará en las próximas semanas por algunas naciones de Centro y Sudamérica como muestra de la cercanía e importancia de la región para el país.

La prensa mexicana ha señalado que entre los países que visitará se encontrarían Guatemala y Argentina, aunque Lozoya comentó que aún está por definirse con precisión los lugares y fechas. Sólo adelantó que Centroamérica será el primer punto que visitará.

El máximo tribunal electoral declaró el viernes a Peña Nieto como presidente electo, luego de que desechara una impugnación del candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador que pidió anular los resultados de los comicios del 1 de julio al considerar que el PRI incurrió en irregularidades como la compra masiva de votos.

El tribunal electoral consideró que las pruebas aportadas por la izquierda fueron insuficientes.

López Obrador desconoció el fallo que validó el triunfo de Peña Nieto y dijo que en los próximos días anunciara acciones que estarían enmarcadas dentro de la desobediencia civil.

El PRI gobernó el país de manera ininterrumpida de 1929 al 2000, cuando por primera vez perdió la presidencia a manos del conservador Partido Acción Nacional (PAN).

Hoy y después de dos periodos continuos de gobierno, el PAN entregará la presidencia al PRI.

Ramírez dijo que se esperaba que el miércoles se realizara un encuentro entre Peña Nieto y el presidente Calderón para arrancar formalmente la transición.