Los demócratas aprobaron el martes en su convención nacional la plataforma de su partido, la cual hace eco de la demanda del presidente Barack Obama de que se aumenten los impuestos a los más ricos al tiempo que apoya el matrimonio entre personas del mismo sexo y el derecho al aborto.

Los delegados dieron con su voto el visto bueno a la plataforma, la cual refleja la postura del presidente de que su trabajo está inconcluso y merece otros cuatro años para terminarlo.

"Hoy nuestra economía está de nuevo en crecimiento, al-Qaida está más débil que en cualquier otro momento desde el 11 de septiembre (de 2001) y nuestro sector manufacturero está en expansión por primera vez en más de una década. Pero necesitamos hacer más y por eso nos unimos de nuevo para continuar lo que comenzamos", se dijo en la plataforma.

La plataforma también se distancia de la plataforma de 2008 en cuanto a Israel, porque omite una declaración en la que reconoce a Jerusalén como la capital de ese país.

El documento contrasta totalmente con el borrador que aprobó la semana pasada el Partido Republicano en la convención del mismo. El plan republicano prohíbe el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo, busca revocar la ley de reforma a la salud que decretó Obama y convierte el Medicare (el sistema de atención médica para adultos mayores y discapacitados) en un programa de vales.

Los demócratas reconocieron las posiciones divergentes entre ambas plataformas.

"En estos comicios no se trata simplemente de elegir entre dos candidatos o entre dos partidos políticos, sino entre dos caminos fundamentalmente diferentes para nuestro país y para nuestras familias", dijeron los demócratas.