La igualdad se mantiene en la lucha por los títulos de división de la Liga Americana y en la del Este los Orioles de Baltimore y los Rays de Tampa Bay han entrado en la pelea directa y presionan a los Yanquis de Nueva York, que sufren los efectos de las bajas importantes que tienen por lesión.

Mientras que en la Central los Medias Blancas de Chicago volvieron al liderato después de haberlo perdido ante los Tigres de Detroit que el fin de semana les ganó la serie de tres partidos, pero volvieron al camino del triunfo y al primer lugar al perder sus rivales de forma sorpresiva ante los Indios de Cleveland.

El abridor Joe Saunders y tres relevistas se combinaron para lanzar pelota de tres imparables y los Orioles blanquearon 4-0 a los Azulejos de Toronto, con lo que redujeron su desventaja a un juego por la cima de la división Este.

Los Orioles, que se llevaron dos de tres juegos disputados en el Yankee Stadium el fin de semana, se acercaron aún más a los Yanquis, que volvieron a perder por 4-3, esta vez también ante los Rays, otro rival directo que ha vuelto a la lucha por el título.

J.J. Hardy impulsó dos carreras en lo que fue la octava victoria de los Orioles en 10 partidos. La diferencia de un juego es lo más cerca que cualquier equipo ha estado de los Yanquis desde mediados del pasado junio.

Además, los Orioles dejaron atrás las cuatro derrotas consecutiva que habían sufrido ante los Azulejos.

Saunders (1-1), traspasado por Arizona, retiró a los 17 primeros bateadores de los Azulejos antes de que el cubano Adeiny Hechavarria conectara sencillo al central con dos "outs" en la sexta entrada.

El abridor estelar James Shields lanzó ocho entradas con eficacia y ganó un duelo al zurdo C.C. Sabathia, mientras que el hispano Chris Giménez produjo dos carreras, ayudando a que los Rays consiguiesen el triunfo.

Los Yanquis, que llegaron a tener diez juegos de ventaja, van camino de la historia que les tocó sufrir a los Medias Rojas de Boston la pasada temporada, si no cambian la inercia en su juego y rendimiento.

La derrota de los Yanquis se dio en el día de la vuelta a la novena titular del tercera base estelar Alex Rodríguez, que disputó su primer partido después de estar de baja seis semanas para recuperarse de la fractura que sufrió en la mano izquierda.

Giménez rompió el empate 3-3 en la octava entrada con dos "outs" en la pizarra al pegar una rola que se fue a los jardines contra el en la pizarra y dos "outs" en la octava entrada con una rola contra el relevista David Robertson (1-5) que se fue a los jardines.

El taponero dominicano El dominicano Fernando Rodney lanzó en el noveno por los Rays ponchó a Rodríguez para acreditarse su cuadragésimo primer rescate de latemporada.

Rodney cerró el partido con un ponche al bateador emergente Curtis Granderson, con la carrera del empate en la antesala.

Sabathia permitió tres carreras y ocho imparables, con cuatro ponches y dos bases por bolas en las siete entradas que trabajo.

Gordon Beckham pegó jonrón de dos carreras y el abridor hispano Héctor Santiago ganó su primera apertura en Grandes Ligas con la victoria de los Medias Blancas por 4-2 sobre los Mellizos de Minnesota.

Después de perder el liderato en solitario de la División Central de la Liga Americana el domingo tras una gira con marca de 1-6 y de ser barridos por los Tigres, los Medias Blancas ganaron el primero de un total de 10 juegos como locales y se pusieron un juego arriba de los Tigres.

Muchos de los jugadores de los Medias Blancas miraron el último out del juego de los Tigres antes de realizar sus ejercicios de calentamiento antes de su compromiso.

Los Medias Blancas (73-61) han ganado ocho juegos seguidos en casa y 22 de sus últimos 27 en el U.S. Cellular Field.

Santiago (3-1) permitió una carrera y tres imparables en cinco entradas; dio tres bases por bolas y ponchó a seis bateadores.

El abridor japonés Yu Darvish retiró a los primeros 17 bateadores que enfrentó y los Vigilantes desataron una ofensiva de cinco jonrones para que el equipo de Texas derrotasen 8-4 a los Reales de Kansas City en un partido que se tornó áspero.

Los dominicanos Adrián Beltré y Nelson Cruz conectaron sendos jonrones a lanzamientos consecutivos en el sexto episodio. Cruz admiró la trayectoria de su batazo y luego fue golpeado con el primer lanzamiento de Louis Coleman al abrir la novena entrada.

Cruz dio unos pasos al montículo y fue detenido por el receptor cubano Brayan Peña.

Los dugouts y bullpens se vaciaron, aunque al final sólo hubo intercambio de palabras. Ambos equipos recibieron advertencias por parte del umpire del plato, Mike Everitt.

La victoria fue la segunda consecutiva de los Vigilantes (80-54), que tienen la mejor marca de la Liga Americana y son líderes de la División Oeste, con cuatro juegos de ventaja sobre los Atléticos de Oakland, que perdieron por 3-8 ante los Angelinos de Los Ángeles sus rivales directos por el segundo lugar.

Chris Iannetta conectó un jonrón de dos carreras, Vernon Wells también pegó un cuadrangular solitario y los Angelinos (72-63) rompieron la racha de nueve triunfos de los Atléticos (76-58).

En otro resultado de la jornada en la Americana, Seattle ganó 4-1 a Boston.