El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo hoy que seguirá esta noche el discurso de la primera dama, "la estrella de la familia", junto con sus dos hijas en la Casa Blanca, pero tratará de que éstas no lo vean llorar.

"Sé que lo que diga aquí hoy quedará en un distante segundo lugar frente al discurso que escucharán esta noche de la estrella de la familia Obama, Michelle Obama", dijo Obama durante un discurso ante más de 11.000 personas en la estatal Universidad de Norfolk, de mayoría afroamericana.

"Estaré en casa, y estaré viéndolo con nuestras hijas. Y voy a intentar que no vean a su padre llorar, porque cuando Michelle comienza a hablar, se me humedecen los ojos", dijo Obama, interrumpido por expresiones colectivas de admiración del público.

El mandatario, suspendido por consignas de "cuatro años más", prevé viajar a Charlotte (Carolina del Norte) mañana, en víspera de su discurso ante la Convención Nacional Demócrata en el que aceptará la nominación de su Partido para la reelección el próximo 6 de noviembre.

Michelle Obama ofrecerá un discurso esta noche en horas de máxima audiencia en el que, siguiendo la tradición de otros cónyuges de candidatos presidenciales, hablará de quién es el mandatario estadounidense, sus valores y sus planes de futuro para el país.

Según una fuente demócrata, la primera dama también promoverá el ideario demócrata para "construir una economía que perdure" y fortalezca a la clase media.