La marina mexicana anunció el martes la captura de un hombre que se cree es uno de los líderes del cartel de las drogas del Golfo, un grupo que según las autoridades se ha escindido en dos facciones.

El vocero de la Marina, almirante José Luis Vergara, informó en un mensaje a la prensa que infantes de la corporación detuvieron la víspera a quien se identificó como Mario Cárdenas Guillén, alias "el M1" o "El Gordo" y supuesto hermano de Osiel Cárdenas, quien hasta principios del siglo XXI fue considerado el máximo líder del Cartel del Golfo y quien hoy purga una condena en Estados Unidos.

Osiel Cárdenas fue capturado en 2003 y extraditado en 2007 a Estados Unidos, tras lo cual las autoridades creen que el cartel del Golfo era dirigido por otro hermano, Antonio Ezequiel, y Jorge Eduardo Costilla.

Ese grupo del narcotráfico sufrió otro golpe importante en 2010 cuando Antonio Ezequiel Cárdenas, alias "Tony Tormenta", murió en un tiroteo de varias horas con infantes de Marina.

El portavoz naval dijo que tras la muerte de "Tony Tormenta", el cartel del Golfo se dividió en dos facciones: una encabezada por Mario Cárdenas, quien presuntamente ahora fue detenido, y la otra dirigida por Costilla, quien permanece libre.

Luego de ser una de las organizaciones más poderosas del narcotráfico en el país, el cartel del Golfo se ha visto disminuido en los últimos años tanto por la muerte de "Tony Tormenta" como por el rompimiento con Los Zetas, un grupo que fungió como su brazo armado y que en 2010 se separó y comenzó una batalla contra sus antiguos aliados.

Ahora, Los Zetas y el cartel de Sinaloa son considerados los dos principales grupos del narcotráfico.