Los maestros del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación Peruana (Sutep) iniciarán mañana una huelga nacional en demanda de aumentos de salarios y rechazo a la reforma de la educación anunciada por el Gobierno del presidente Ollanta Humala.

La nueva ley de reforma magisterial establece aumentos de sueldos en una escala del 10 % al 160 %, evaluaciones de los maestros cada tres años y el retiro de la carrera docente si el maestro desaprueba los exámenes por segunda vez, entre otros puntos.

En ese sentido, el secretario general del Sutep, René Ramírez, ha criticado que la ley no establece con claridad los aumentos anunciados para los maestros y que las evaluaciones propuestas no deben poner en riesgo su estabilidad laboral.

Además, Ramírez desconoció a la ministra de Educación, Patricia Salas, como interlocutor válido en un diálogo con el sindicato y, en su lugar, pidió conversar directamente con Humala o con el jefe del gabinete, Juan Jiménez.

No obstante, el viceministro de Gestión Institucional, Fernando Bolaños, rechazó hoy que Humala vaya a dialogar con el sindicato de maestros porque ya ha dado muestras de solución a sus demandas.

"Todos los elementos demuestran esta voluntad del Gobierno de mejorar la situación de los docentes. No ha habido en muchos años un esfuerzo financiero tan grande", dijo Bolaños en alusión al presupuesto de 720 millones de soles (274 millones de dólares) para realizar la reforma en el magisterio, con el incremento de los salarios de maestros.

Bolaños agregó que los pedidos del Sutep están incluidos en la nueva ley presentada por el Gobierno para mejorar la calidad de la educación estatal.

Por su parte, Jiménez dijo hoy, durante la presentación del presupuesto nacional del 2013 ante el pleno del Congreso, que la asignación prevista para la reforma es una "cifra histórica para este sector, pues nunca antes se impulsó el crecimiento de la planilla pública de los maestros en esta magnitud".

En tanto, el defensor del pueblo, Eduardo Vega, pidió al Sutep suspender la convocatoria a huelga nacional en respeto del interés superior de los niños por recibir una educación.

Dado que los maestros del Sutep mantienen suspendidas las clases escolares en varias regiones del país desde hace varios meses, Vega hizo un llamado a las autoridades locales para promover el diálogo y prevenir probables actos de violencia en sus movilizaciones.

Algunas organizaciones de padres de familia han anunciado que protegerán a los maestros que acudan a trabajar, de posibles agresiones de sus colegas en huelga.