El corredor Marshawn Lynch, de los Seahawks de Seattle, presentó hoy dolores en la espalda y ha sumido a los responsables de su equipo en una gran duda sobre su debut, este domingo, contra los Cardinals de Arizona.

De acuerdo con fuentes cercanas al equipo, Lynch no se entrenó y no ha jugado desde la segunda semana de la pretemporada debido a los dolores en la espalda.

El corredor salió como titular en 15 partidos del curso pasado, pero no jugó contra los Browns de Cleveland.

La temporada pasada Lynch quedó séptimo de la liga con 1.204 yardas por tierra, y fue tercer en el apartado de acarreos para 'touchdown', con doce.