El Fisco argentino contrastará los datos de las tarjetas de crédito de los argentinos que viajen al extranjero con las mercancías que declaren en la aduana al regresar al país, confirmaron hoy fuentes oficiales.

"Implementaremos esos mecanismos de control cruzando nuestras bases de datos... Si tienes excedentes, tienes que pagar", señaló al canal C5N el titular de la Administración Federal de Impuestos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, en referencia a la obligatoriedad de declarar los bienes comprados fuera del Mercosur que sobrepasen los 300 dólares.

Echegaray explicó que el control no se realizará en las aduanas sino a posteriori, cuando se reciba el resumen mensual de las tarjetas de crédito que los bancos tienen que enviar a la AFIP de forma obligatoria a partir del próximo 1 de octubre.

Si se detecta que no se corresponde el consumo en el extranjero realizado a través de la tarjeta y la declaración aduanera, se enviará una carta al afectado para exigirle una aclaración.

Las compras en el extranjero a través de tarjetas de crédito, de débito o en sitios web tendrán un cargo extra del 15 %, según nuevas resoluciones de la AFIP aprobadas el pasado jueves.

El cobro del 15 % se realizará a cuenta del pago de impuestos a la renta y a los bienes personales que pagan los contribuyentes cada año.

Desde enero de 2011 hasta junio de este año, unas 168.000 tarjetas de crédito fueron empleadas para realizar compras por 7.400 millones de pesos (1.595 millones de dólares) en el exterior, según datos del Fisco.

Las nuevas medidas anunciadas por la AFIP se enmarcan en una campaña del Gobierno de Cristina Fernández para aumentar la recaudación, reducir el fraude, evitar la fuga de divisas y "desdolarizar" la economía argentina.