La FIFA y la UEFA dijeron el martes que analizan las acusaciones de corrupción que involucran al líder de la federación lituana de fútbol Julius Kvedaras, antes de decidir si conservará su silla en uno de sus comités.

Un tribunal lituano ordenó que Kvedaras tome licencia como presidente de la federación lituana durante seis meses, mientras se realiza una investigación sobre si él se apropió ilegalmente de fondos.

Los medios de comunicación lituanos han dicho que la investigación tiene relación con la financiación de proyectos dada por la UEFA.

"La FIFA y la UEFA están siguiendo la situación de cerca y estamos en contacto con la asociación de Lituania y con las autoridades pertinentes", dijo la FIFA en un comunicado. "La FIFA y la UEFA formalizarán su posición después de analizar los hechos completamente".

Kvedaras es miembro del comité de desarrollo de la FIFA, que cada año destina millones de dólares en financiación de proyectos para las federaciones nacionales. Su próximo encuentro será el próximo 25 de septiembre en Zurich.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, prometió una política de tolerancia cero contra la corrupción como parte de su campaña para reformar el fútbol mundial luego de una serie de escándalos de sobornos y de elección.

Kvedaras también es miembro de la Comisión de Fútbol de la UEFA, que se reunirá el 26 de septiembre en Varsovia.

"Estamos en el proceso de recopilar información adicional sobre este asunto", dijo la UEFA en un comunicado.

La UEFA se negó a hacer declaraciones sobre si el caso en Lituania involucra fondos de su programa de tres goles anotador por un mismo futbolista en un juego.

Las 53 naciones que pertenecen al fútbol europeo reciben anualmente un total combinado de 100 millones de euros (126 millones de dólares) del fondo de la UEFA, que financia proyectos de capacitación e infraestructura.