El Festival Leo Brouwer de Música de Cámara arrancará en La Habana el próximo 3 de octubre con más de 20 estrenos mundiales y unos 145 músicos invitados, entre los que destacan el dúo francés Labèque, el laudista bosnio Edin Karamazov y el guitarrista español Ricardo Gallén.

El propio Brouwer presentó hoy en rueda de prensa el programa de la IV edición del festival, que según dijo "no hace hincapié en los lugares comunes de la cultura europea" sino que enfatiza en "el asombro del sonido" y busca "un maridaje perfecto de música inteligente".

"Nuestra política no es de figuras, es de repertorio", afirmó el compositor y guitarrista cubano, que ha dirigido más de un centenar de orquestas y ha creado más de 300 obras, así como nuevos recursos técnicos para la guitarra.

El evento, que se desarrollará hasta el 13 de octubre próximo prevé conciertos, conferencias y exposiciones y estrenará al menos 8 piezas de la autoría de Brouwer, como la denominada "Hai-kus para soprano y piano" y la "Sonata para archilaúd", a cargo de Karamazov.

La lista también incluye a "Chacona", una obra dedicada al legendario trovador cubano Compay Segundo (1907-2003) y que se interpretará en una función especial con motivo de celebrarse este año el 105 aniversario de su natalicio.

"(Chacona) nace por mi respeto a un músico que las pasó negras y después las pasó mejor e hizo siempre música con una sonrisa de caballero", dijo Brouwer a propósito de su homenaje a Compay Segundo que, apuntó, "no tiene nada que ver" con el son cubano.

De acuerdo con el programa, las pianistas Katia y Marielle Labèque protagonizarán un concierto titulado "Norteamérica en su música" con obras de Philip Glass, George Gershwin y Leonard Bernstein.

Con el nombre de "Perpetual tango", se realizará asimismo una gala homenaje a Astor Piazzola en la que participará el acordeonista italiano Marco Lo Russo.

Otros invitados serán el músico español Pedro Chamorro, quien interpretará la recién estrenada "Sonata para bandurria" de Brouwer, su primera obra para ese instrumento de cuerdas que además incorpora los ritmos afrocubanos, y el constructor de guitarras granadino Paco Santiago Marín.