Radamel Falcao no espera que el técnico de Colombia, José Pekerman, diseñe un esquema pensando en él para los partidos contra Uruguay y Chile por las eliminatorias mundialistas.

El artillero se aparta de la posición de críticos y aficionados que piden a coro que el combinado juegue para el "Tigre", como ocurre con el Atlético de Madrid con el que viene de marcar un triplete el viernes contra Chelsea en la Supercopa de Europa.

"No tengo ningún problema, he jugado con varios sistemas tácticos, no solamente en la selección sino en los clubes donde he estado. Lo importante no es tanto el sistema, es la manera que lo podamos aprovechar, el acompañamiento, que esté siempre cerca del arco rival", señaló en charla con los periodistas en el viejo estadio Romelio Martínez de Barranquilla.

Falcao y otros 17 futbolistas participaron en una práctica con miras al encuentro ante Uruguay en el estadio Roberto Meléndez el viernes por la tarde. El compromiso con Chile será el martes en Santiago.

"Somos un equipo, jugamos once y no es solamente Falcao. Trataré de estar lo más sereno posible y prodigarme al máximo para brindar lo mejor de mi capacidad", dijo el lunes .

Colombia, con Pekerman en el banco, doblegó 1-0 a Perú en Lima y perdió por el mismo resultado ante Ecuador en Quito. Figura en la sexta casilla de las eliminatorias con siete puntos, cinco menos que el líder Chile.

"Nos ha costado generar situaciones claras (de gol). Con este equipo podemos generar más dentro, es algo que está en la mente de todos", destacó el delantero, mientras lo aclamaban los hinchas.

Falcao es ídolo entre los aficionados y el amor platónico de las jovencitas que se enloquecen cuando lo ven.

"Falcao, dame un hijo", escribieron en un cartel tres adolescentes que acudieron al entrenamiento que se prolongó hasta entrada la noche del lunes.

"Queríamos llamar la atención del mejor jugador del mundo", explicó una de ellas al portal local Futbolred.

La locura fue igual cuando el futbolista de 26 años pasó por los aeropuertos de Bogotá y Barranquilla. Su presencia ayudó a activar la venta de boleto para el encuentro, y quedan 12.920 de los 39.857 que salieron a la venta, anunció el martes Ossa y Asociados S.A, la compañía encargada de su distribución.