La Guardia Civil española desalojó hoy a los 83 inmigrantes que permanecían en la Isla de Tierra, un islote español frente a las costas marroquíes, y entregó a la gendarmería marroquí a la mayoría de ellos, informaron a Efe fuentes del Ministerio del Interior.

El desalojo se produjo de madrugada, según las fuentes, que señalaron que son 73 las personas entregadas a Marruecos, cuya costa dista pocos metros del islote de soberanía española, situado en el archipiélago de Alhucemas.

España, por su parte, ha acogido a 10 inmigrantes, en función del acuerdo alcanzado anoche entre los dos países para la evacuación de isla Tierra y el reparto de sus ocupantes, llegado allí en dos grupos la semana pasada.

Un grupo de 68 inmigrantes, entre ellos tres menores, llegaron el domingo a la Isla de Tierra, a unos 100 kilómetros al oeste de Melilla, donde ya había otros trece inmigrantes subsaharianos desde el pasado miércoles.

La llegada de este grupo de casi 70 personas supuso la mayor oleada de inmigrantes llegados a peñones e islotes de soberanía española situados en el norte de África.

La guarnición militar destinada en el Peñón de Alhucemas, próximo a la Isla de Tierra, se había encargado de dar asistencia humanitaria a los inmigrantes que desde el miércoles permanecían en la zona, a los que se les ha suministrado mantas, agua y comida.

El desalojo de isla de Tierra se prolongó durante más de tres horas y en su desarrollo las lanchas de la Guardia Civil han ido acercando a pequeños grupos de inmigrantes a la costa marroquí donde les esperaba un fuerte dispositivo policial.