El volcán de Fuego, uno de los más activos de Guatemala, cumplió hoy más de 24 horas de mantener una intensa erupción que afecta con caída de ceniza a varias comunidades de tres departamentos del oeste y sur del país, informó una fuente oficial.

Un reporte del Instituto Nacional de Sismología (Insivumeh) señala que el coloso, de 3.760 metros sobre el nivel el mar, mantiene hoy una actividad "estromboliana" con abundante efusión de lava sobre las regiones suroeste, sur y este del volcán.

La caída de ceniza afecta a comunidades de los departamentos de Sacatepéquez, Chimaltenango y Escuintla que están aledañas al volcán, pero no ha habido necesidad de hacer evacuaciones, aseguró hoy en un comunicado la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Según el Insivumeh, la erupción, que comenzó ayer, continúan generando flujos piroplásticos y constantes retumbos con ondas de choque que son sensibles a 10 kilómetros del perímetro volcánico.

Un experto de la institución explicó que las explosiones alcanzan hasta 600 metros de altura sobre el cráter del coloso mientras que la ceniza que sale de los flujos piroplásticos forman columnas de hasta 10 kilómetros en dirección sur-suroeste.

De acuerdo con la Conred, la ceniza ha caído en las poblaciones de Panimaché, Morelia, Santa Sofía, Santa Lucía Cotzumalguapa, Tierra Linda y Popoyá.

Las instituciones de socorro y las autoridades locales, municipales y departamentales, están en alerta y en constante comunicación para atender cualquier emergencia por la erupción volcánica, dijo la Conred.

Las autoridades han recomendado a la aviación evitar el tráfico aéreo en las cercanías del volcán debido a la expulsión de ceniza.