La Asamblea Legislativa de El Salvador elegirá de nuevo al fiscal general después de que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) anulara la designación de Astor Escalante, anunció hoy el presidente del Parlamento, Sigfrido Reyes.

Los seis partidos políticos con representación legislativa firmaron anoche un acuerdo que establece que para la nueva elección se tomará en cuenta a los 47 candidatos que se presentaron el 24 de abril pasado, explicó Reyes a la televisión local.

Añadió que los partidos negociarán la elección del fiscal mediante "acuerdos políticos", al margen de la sentencia de la Sala de lo Constitucional.

Entre los 47 candidatos está el propio Escalante, quien fue elegido por la Asamblea el 24 de abril y debería asumir el próximo 19 de septiembre en sustitución de Romeo Barahona.

La Sala de lo Constitucional anuló la elección de Escalante el 10 de julio con el argumento de que no le correspondía a la legislatura pasada, que terminó el 30 de abril, sino a la actual, que se inició el 1 de mayo, y ordenó repetir el proceso.

Por la misma razón, la Sala anuló el 5 de junio las elecciones de magistrados de la CSJ hechas en 2006 y el 24 de abril de este año, lo que desató una grave crisis institucional que se superó mediante un acuerdo político bajo la mediación del presidente Mauricio Funes.

El Parlamento puso fin a la crisis al elegir de nuevo a los magistrados el 21 de agosto.

La Constitución salvadoreña no establece cuándo deben hacerse las elecciones de magistrados, fiscal general y otras de segundo grado, vacío que se busca llenar con una reforma aprobada hace varias semanas y que debe ser ratificada por la legislatura de 2015-2017.

Reyes indicó que confía en que se logrará el acuerdo político sobre el fiscal general antes del 18 de septiembre, cuando expiran los tres años de Barahona, para que el nuevo funcionario asuma al día siguiente.

Barahona aspira a la reelección, por lo que también figura entre los 47 candidatos.