El destituido mandatario paraguayo Fernando Lugo dijo hoy que mantuvo un encuentro informal con el presidente uruguayo, José Mujica, y que próximamente piensa visitar Argentina y Brasil.

Lugo llegó a Montevideo, en su primera salida de Paraguay tras la destitución, invitado por la gobernante coalición de izquierda Frente Amplio y la principal central obrera del país, PIT-CNT.

Desde el aeropuerto de Carrasco el destituido presidente fue trasladado directamente hasta un local próximo a la residencia de Mujica, donde el presidente suele reunirse informalmente con visitantes y allegados, para un encuentro que se mantuvo en reserva.

"Tuve un encuentro informal con el presidente Mujica y conversamos sobre lo que pasó en Paraguay; fue una cena muy agradable", se limitó a comentar Lugo con la prensa sin dar mas detalles de la reunión que tuvo lugar anoche.

En el encuentro participaron algunos ministros uruguayos y legisladores del Frente Guazú, el grupo de partidos paraguayos de izquierda que recientemente eligió a Lugo como su presidente.

Uruguay "siempre ha sido un país muy solidario con Paraguay" y aquí "encontraron refugio muchos paraguayos durante la dictadura", afirmó Lugo.

Esas muestras de solidaridad "se vieron fortalecidas tras el golpe de Estado parlamentario de junio pasado", agregó.

El destituido presidente dijo que su visita a Uruguay tiene por finalidad "difundir lo que está pasando" en Paraguay, en donde se vive "una gran recesión económica".

Lugo denunció la existencia de una "persecución política e ideológica" contra quienes fueron sus colaboradores en el Gobierno.

"Han sido cesados más de 2.000 funcionarios, que eran nuestros colaboradores, solo por pensar diferente y son acusados de ser de izquierda", aseguró.

Además, dijo que como presidente del Frente Guazú piensa visitar Argentina, en "donde la gran colectividad paraguaya está reclamando nuestra presencia", y también Brasil, aunque no dio detalles sobre la posible fecha de los viajes.

En cuanto al juicio político impulsado por el Senado paraguayo que culminó con su destitución, Lugo afirmó que la causa real fue "nuestra forma de hacer política" basada en "los derechos de los ciudadanos y no en el clientelismo político".

El expresidente, cuya visita se extenderá hasta mañana, se reunirá esta tarde con la bancada de legisladores del Frente Amplio.

El centro de la visita es un acto público a celebrarse posteriormente en la sede del PIT-CNT denominado "Solidaridad con el pueblo paraguayo".

En el mismo, el expresidente será el orador principal y se espera que explique a sus simpatizantes uruguayos cuál es la situación que se vive en Paraguay, dijo a Efe Juan Castillo, quien recientemente dejó la coordinación de la central obrera para asumir como vicepresidente del Frente Amplio y es uno de los organizadores de la visita.

Mañana, Lugo se reunirá con la presidenta del FA, la senadora Mónica Xavier, y la Mesa Política de la coalición, en la que están representados todos los partidos que la integran, antes de regresar a su país.

Fernando Lugo fue destituido el pasado 22 de junio tras un juicio político en el Senado de su país y sustituido por el que fuera su vicepresidente Federico Franco.

El mandato de cinco años de Lugo en la presidencia paraguaya debía finalizar el pasado 15 de agosto.

La crisis derivó en la suspensión de Paraguay en el Mercosur y en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que sostienen que en el país se produjo un "quiebre democrático" y que solo reconocerán a las autoridades que sean electas en las elecciones previstas para abril de 2013.