El candidato a vicepresidente de EE.UU. por el Partido Republicano, Paul Ryan, reconoció que no ha corrido una maratón en menos de tres horas, como había dicho anteriormente, y que su error se debió a que hace mucho que participó en la prueba, informó hoy la CNN.

En una entrevista con la cadena televisiva WTOL, de Toledo (Ohio), Ryan dijo que "pensé literalmente que ese era mi tiempo (por debajo de 3 horas). Fue hace 22 años y olvidas ese tipo de cosas", se justificó el político, de 42 años y congresista por Wisconsin.

El mes pasado, Ryan dijo en una entrevista de radio que su mejor tiempo en los 42 kilómetros de una maratón estaba por debajo de las 3 horas, algo que levantó las sospechas de la revista "Runners World", ya que la marca situaría al candidato a la vicepresidencia a un nivel de competición.

El pasado viernes, "Runners World" destapó el error de Ryan, exageración para algunos, al echar mano de los registros y descubrir que el mejor tiempo de Ryan fue en 1990 en el Maratón de las Abuelas de Duluth (estado de Minesota) con un tiempo de 4 horas, 1 minuto y 25 segundos.

Ryan, conocido por su afición al gimnasio y su buena forma física, bromeó en la entrevista de la WTOL que su hermano Tobin le hizo ver el error y le recordó que él tiene el récord de la familia en cuanto a maratones y que nunca ha conseguido bajar de las 3 horas, pese a que aún sigue corriendo.

Ryan ha sido atacado por los demócratas y varios medios por ser impreciso durante su intervención la semana pasada en la Convención Republicana de Tampa en la que, por ejemplo, acusó a Barack Obama de romper sus promesas sobre una planta de General Motors, que cerró antes de que el actual presidente llegará a la Casa Blanca.