El Banco Santander recaudará hasta 3.413 millones de euros (unos 4.300 millones de dólares) con la colocación del 24,9 % de su filial mexicana, una operación que concluirá probablemente el 26 de septiembre y se convertirá en la mayor salida a bolsa este año de una empresa latinoamericana.

El banco ha facilitado hoy a las autoridades supervisoras los detalles de la salida a bolsa de su filial en la bolsa mexicana y en Wall Street, horas antes de que el presidente de la entidad, Emilio Botín, la anuncie públicamente en una conferencia de prensa en México.

Según la información facilitada, las acciones del Grupo Financiero Santander México se colocarán a un precio de entre 29,00 y 33,50 pesos por acción, lo que implica recaudar entre 2.957 y 3.413 millones de euros (entre 3.700 y 4.300 millones de dólares).

Este precio supone valorar el 100 % de Santander México en un máximo de 13.708 millones de euros (unos 17.200 millones de dólares), lo que le sitúa en el puesto 83 del ránking mundial.

En Nueva York, los ADS (American Depository Receipt) -títulos que representarán a cinco acciones del Santander México- se venderán en un rango de entre 10,99 y 12,70 dólares. La entidad será el único banco mexicano que cotizará en Wall Street.

El Santander va a vender en esta operación 1.690 millones de acciones, el 24,9 % de su filial, el Grupo Financiero Santander México, por lo que seguirá teniendo el control de la entidad.

La colocación estará dirigida a ahorradores minoristas y a inversores institucionales y constará de dos tramos, dado que la intención es que el banco cotice tanto en México como en Nueva York.

Al tramo mexicano se ha reservado el 20 % de la colocación, en tanto que en el tramo internacional, fundamentalmente en Estados Unidos, se venderá el 80 % restante.

El proceso de colocación se inicia hoy y está previsto que las acciones empiecen a cotizar en las bolsas de México y Nueva York alrededor del 26 de septiembre.

Dado que el grupo español seguirá teniendo el control mayoritario de su filial mexicana, los recursos obtenidos no serán considerados plusvalías, según la normativa vigente, ni podrán ser destinados a aumentar sus provisiones, aunque sí le permitirá aumentar sus reservas.

Por tanto, reforzarán el capital principal del grupo, que está situado en el 10,1 %, y le otorgará una mayor liquidez. Según el banco, esta colocación supondrá una mejora de alrededor de medio punto porcentual en dicho capital básico.

Santander México es la tercera filial que más beneficios aporta al grupo, por detrás de la de Brasil y el Reino Unido. En el primer semestre del año ganó 556 millones de euros (unos 700 millones de dólares), lo que representa el 12,4 % del total del grupo Santander.

En México es el cuarto grupo bancario por volumen de activos, créditos y depósitos, aunque su volumen de beneficios le coloca en el segundo puesto del país, por detrás del BBVA Bancomer, que todavía no cotiza en bolsa.

El Santander cuenta en México con 1.100 sucursales, 12.500 empleados y 9,6 millones de clientes.

Su crecimiento en créditos, como en otros segmentos de negocio, ha sido muy fuerte en los últimos años, hasta alcanzar un volumen total de 25.300 millones de euros, aunque su morosidad es baja, con una tasa del 1,5 %.

Botín ha informado en un comunicado de que esta salida a bolsa se enmarca en la estrategia de contar con filiales cotizadas, como ocurre con Santander Brasil, Santander Chile, con la filial de Polonia, y con Banesto en España.

"De esta forma, nuestras tres principales filiales en Latinoamérica estarán entre los cien primeros bancos del mundo por valor en bolsa. No hay otro grupo en el mundo con esas posiciones en el ránking mundial", ha apuntado el presidente de la entidad.

"Queremos seguir acompañando la expansión de México. Estoy seguro de que la operación marcará una nueva etapa en la historia de nuestro Banco en México y potenciará nuestros planes de crecimiento y desarrollo en este gran país", ha añadido.