El presidente Barack Obama promoverá mayores libertades en Cuba y Venezuela y ejercerá mayor presión sobre el dinero procedente del narcotráfico de resultar reelecto, según el borrador de plataforma programática que su partido difundió la noche del lunes y cuyos delegados planean aprobar cuando inicie formalmente su convención al día siguiente.

En el documento, que serviría de hoja de ruta para un potencial segundo periodo de Obama, los demócratas se comprometieron a promover "mayor libertad en Cuba y Venezuela hasta que todos sus ciudadanos disfruten los derechos universales que se merecen".

El borrador no aportó detalles adicionales sobre la nación sudamericana con la que no comparte embajadores desde 2010, pero sí se explaya sobre la isla comunista.

Los demócratas reclaman crédito para Obama por "los esfuerzos más importantes en décadas" para involucrarse con la sociedad cubana, al limitar las restricciones para que cubano-estadounidenses puedan viajar y enviar remesas a la isla, lo cual "reduce la dependencia" que tiene el pueblo de Estado cubano.

"De ahora en adelante, continuaremos apoyando el deseo del pueblo cubano a determinar libremente su futuro", agregó el documento.

Estados Unidos mantiene desde 1962 un embargo comercial contra Cuba, con la que no mantiene relaciones diplomáticas.

El documento contrasta con la plataforma aprobada la semana pasada por el Partido Republicano, la cual acusó a Venezuela de haberse convertido durante los últimos tres años en un estado "narcoterrorista", al otorgar miles de pasaportes o visas a terroristas de Medio Oriente.

En cuanto a la lucha contra el narcotráfico, los demócratas señalan la creciente cooperación que las autoridades estadounidenses han logrado con México, Colombia y los países de América Central, y se comprometen a "continuar ejerciendo presión sin precedentes a las finanzas de los carteles, incluyendo las existentes en Estados Unidos", sin aportar detalles.

Los 1.400 millones de dólares que Estados Unidos ha comprometido para apoyar la lucha antinarcóticos en México ha generado al menos 47.500 muertes desde 2006 y llevado a los carteles narcotraficantes a ampliar su presencia en América Central.

Los formuladores de política expresaron su intención de desmantelar las redes criminales que operan desde el Caribe para traficar drogas hacia Estados Unidos, apoyando las fuerzas de seguridad de los países en la región.

En el frente comercial, el Partido Demócrata señaló que un segundo mandato de Obama significaría la búsqueda de oportunidades para expandir el comercio en América Latina y un incremento en los acuerdos denominados "cielos abiertos" para expandir la aviación comercial con diferentes naciones de la región.