El Gobierno de Cuba, anfitrión de los diálogos entre el Gobierno colombiano y las FARC, celebró el inicio del proceso de paz confirmado hoy por ambas partes y anunció que seguirá prestando "su ayuda solidaria y sus buenos oficios en favor de este esfuerzo".

El embajador de Cuba en Bogotá, Jorge Iván Mora, confirmó en la capital colombiana que durante más de un año y a petición de ambas partes su país "ha brindado su colaboración y apoyo para celebrar conversaciones exploratorias conducentes a un proceso de paz".

"El Gobierno de Cuba ha hecho esfuerzos discretos y constructivos para ayudar en la búsqueda de una solución negociada (...) sin influir en lo mas mínimo en sus respectivas posiciones", agregó el diplomático al leer un comunicado ante los medios de comunicación.

También indicó que el Gobierno cubano ha "servido de garante", junto a los de Noruega y Venezuela, para el traslado de los representantes de la FARC a Cuba para negociar con el Ejecutivo colombiano a solicitud de ambas partes.

Cuba y Noruega actuarán como garantes del proceso y Venezuela y Chile como acompañantes, según anunció hoy el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en una alocución al país en la que informó de que la negociación arrancará en Oslo la primera quincena de octubre.

La declaración del Ejecutivo cubano revela que las conversaciones exploratorias comenzaron en La Habana el 23 de febrero pasado y señala que "seguirá prestando su ayuda solidaria y sus buenos oficios en favor de este esfuerzo en la medida de que el Gobierno y las FARC así lo soliciten".

Cuba mostró su apoyo al proceso de paz, "consciente de la importancia que tiene para el pueblo colombiano y de su trascendencia para América Latina y el Caribe".

"La revolución cubana tiene un compromiso histórico con la paz en Colombia y con los esfuerzos encaminados a poner fin al conflicto político, social y militar de ese país hermano de América Latina y el Caribe", dijo también el embajador.