La secretaria de Estado de EE.UU, Hillary Clinton, viaja hoy a Pekín para abordar las disputas territoriales en el Mar de China Meridional tras respaldar en Yakarta el papel estabilizador en la región de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

"Yo creo que la relación ASEAN-Estados Unidos se ha fortalecido y es más efectiva y eso es bueno porque EE.UU. considera que la ASEAN tiene un papel principal en la estabilidad regional y el progreso económico en Asia Pacífico", dijo Clinton durante una vista, esta mañana, al secretariado del grupo regional, con sede en la capital indonesia.

"Haremos todo lo que podamos para que la ASEAN alcance la integración que se ha propuesto, porque nos interesa que la ASEAN mejore su capacidad para afrontar con eficacia los retos regionales", añadió.

La ASEAN está formada por Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam, países que tienen una población conjunta cercana a los 620 millones de habitantes.

Clinton ha vuelto a secundar en esta gira la política de la ASEAN de establecer un código de conducta vinculante para resolver los conflictos en el Sudeste Asiático, pero China prefiere negociar con cada país en vez de con el bloque regional.

Brunei, China, Filipinas, Malasia, Taiwán y Vietnam reclaman la soberanía parcial o total de las Spratly y las Paracel, dos archipiélagos con supuestas enormes reservas de petróleo y gas.

Aunque este conflicto es antiguo, la tensión se elevó este año con el aumento de la presencia china en los islotes Scarborough, que Filipinas considera suyos, y con la detención practicada por Pekín de pesqueros vietnamitas en las Paracel.

"Las discrepancias respecto a las islas en el Mar del Sur de China deben resolverse sin amenazas (...) sin intimidaciones y sin el uso de la fuerza", declaró Clinton en una rueda de prensa en Yakarta tras su llegada procedente de Australia.

La jefa de la diplomacia estadounidense insistió en que su país no ha tomado partido en este contencioso, pero destacó que está interesado en la seguridad y la libre navegación en ese mar.

Con este mensaje, Clinton deja Indonesia camino de China, donde las autoridades comunistas ven con suspicacia el giro de la política exterior de EE.UU. hacia Asia Pacífico, como su principal prioridad.

"A Washington, que asegura que no toma partido en las disputas, se le culpa en parte de alimentar las tensiones porque al parecer ha alentado a ciertas partes relevantes a emprender provocaciones contra China para conseguir ganancias territoriales que no merecen", comentó la agencia oficial china, Xinhua, el lunes.

La secretaria de Estado de EE.UU. realiza una gira internacional que comenzó el fin de semana en las Islas Cook, donde se reunió con los participantes en el Foro de Islas del Pacífico Sur, y que continuará, tras Pekín, por Timor Oriental, Brunei y Rusia.