Los estados del sudeste de Asia deben presentar un frente unido ante China con respecto al manejo de los diferendos territoriales sobre el Mar de Sur de China a fin de "literalmente aplacar las aguas", recomendó el martes la secretaria de Estado norteamericano Hillary Rodham Clinton.

Asimismo exhortó a todos los involucrados a hacer un "progreso significativo" en un proceso para poner fin a conflictos "sin coacción, sin intimidación y con toda certeza sin hacer uso de la fuerza", hasta noviembre.

En la capital indonesia antes de dirigirse a China, Clinton ofreció un sólido respaldo estadounidense a un plan de seis puntos refrendado regionalmente a fin de moderar las crecientes tensiones al aplicar un código de conducta para todos los que reclaman soberanía sobre las islas en disputa. Yakarta es la desde de la Asociación de Naciones del Sudeste de Asia (ASEAN por sus siglas en inglés) y Clinton presionó al grupo a fin de que insistan para que China acceda al mecanismo multilateral formal que reduzca los riesgos a corto plazo de un conflicto y definitivamente llegue a acuerdos finales sobre la soberanía.

La posición pone a Estados Unidos abiertamente en desacuerdo con China, que se ha tornado cada vez más enérgica al hacer presión sobre sus reclamos territoriales con su vecinos más pequeños y desea que los diferendos sean resueltos individualmente con cada nación, lo que da mayor poder que lidiando con todo un bloque.

Clinton expuso la posición el martes en reuniones con el presidente indonesio Susilo Bambang Yudhoyono y el secretario general de ASEAN, Surin Pitsuwan, un día después que envió el mismo mensaje al canciller indonesio Marty Natalegawa.

"Estados Unidos tiene un interés nacional tal como lo tienen todos los países, en el mantenimiento de la paz y la estabilidad, respeto por las leyes internacionales, por la libertad de navegación, por la ley comercial libre de obstáculos en el Mar del Sur de China", destacó Clinton en una conferencia de prensa conjunta con el canciller Natalegawa.

Indonesia ha tenido un papel preponderante en la elaboración del plan de seis puntos después que no se pudo lograr consenso en ASEAN sobre el asunto en julio.

Clinton viaja a Beijing el martes a fin de continuar conversaciones sobre el Mar del Sur de China y otros asuntos, entre ellos, la crisis en Siria y formas de lidiar con los programas nucleares de Irán y Corea del Norte.

Clinton regresó a Indonesia en una segunda visita en una gira de 11 días durante la cual viajará a Timor Oriental, Brunei y el oriente de Rusia después de China.