Los mercados de Asia bajaban el martes en medio de una persistente incertidumbre sobre las medidas que tomarán las autoridades financieras de Estados Unidos, China y Europa con el objeto de estimular la economía mundial.

La sesión previa estuvo dominada por el efecto de una encuesta que insinuaba que el sector manufacturero de China se estaba contrayendo. Aunque se trataba de una mala señal para la economía mundial, el indicador provocó expectativas de que las autoridades de China podría anunciar medidas adicionales para impulsar el crecimiento.

Pero el Banco del Pueblo de China parecía resistirse a prestar oídos a las exhortaciones de que tome medidas más abiertas después del gran paquete de estímulo que tuvo en respuesta a la crisis financiera mundial del 2008 y al gasto derrochador que le precedió.

"Esperamos por una política monetaria más amplia", destacó Linus Yip, estratega de la firma First Shanghai Securities de Hong Kong. "Estamos a la espera de alguna medida y esperamos que el Banco del Pueblo de China haga algo", agregó.

El índice Nikkei 225 del Japón bajaba 0,1% a 8.773,14. El índice Hang Seng de Hong Kong perdía 0,3% a 19.497,47. La bolsa Kospi de Corea del Sur declinaba 0,2% a 1.907,70. El índice S&P/ASX 200 de Australia bajaba 0,6% 4.303,30.

Las acciones en China, Indonesia y Taiwan también bajaban. Las bolsa de Tailandia y Nueva Zelanda subían.

Se prevé que el presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi anuncie los detalles de nuevo programa de compra de bonos que intenta evitar el alza del costo de la deuda de países como España e Italia.

El viernes, el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke que insinuó el viernes que era posible que haya más respaldo para impulsar a la economía de Estados Unido, llevando a importantes inversionistas a pensar que la Fed iba a actuar finalmente.

El contrato del crudo para entrega en octubre subía 70 centavos a 97,17 dólares el barril en transacciones electrónicas de la Bolsa Mercantil de Nueva York. El crudo subió 1,85 dólares el viernes para cerrar a 96,47 dólares el barril el viernes.

En los mercados cambiarios, el euro subía a 1,2613 dólares del cierre del viernes de 1,2577 en Nueva York. El dólar subía a 78,35 yenes de 78,33 yenes.