Las azafatas de Lufthansa aumentaron el martes su protesta laboral por mejores salarios y se declararon en huelga en tres aeropuertos alemanes — incluidos los dos más grandes, en Francfort y Munich — contra las gestiones de la aerolínea para abaratar costos.

Lufthansa canceló el martes unos 350 vuelos, en su mayoría de corto y mediano alcance, y un tercio de los internacionales, entre ellos los de ida y vuelta a Los Angeles, Houston, Chicago, Beijing y la Ciudad de México.

Las azafatas berlinesas del sindicato UFO se declararon en huelga durante 8 horas a partir de las 5 de la mañana (0300 GMT) en el aeropuerto Tegel de Berlín, y sus colegas en Francfort, el aeropuerto más activo de Alemania y el principal centro de Lufthansa, les siguieron con otras ocho horas a partir de las 6 de la mañana (0400 GMT).

A continuación el UFO afectó al segundo aeropuerto del país, Munich, con un tercer paro, este último de 11 horas a partir de la 1 de la tarde (1100 GMT).

El sindicato inició su campaña de paros el viernes con una huelga de ocho horas en Francfort y advirtió que habría más si Lufthansa no cede a sus reclamos. El gremio dio solamente unas pocas horas de aviso de dónde y cuándo efectuaría los paros.

El analista Juergen Pieper, de la firma Bankhaus Metzler, calculó que la aerolínea pierde unos tres a cinco millones de euros (3,77 a 6,29 millones de dólares) diarios a causa de la huelga.

"No es aún algo importante, pero sería algo diferente su dura varios días con el cierre de la totalidad del negocio", dijo Pieper, y estimó que la paralización completa le costaría a Lufthansa 10 millones de euros diarios. "Desde luego, la medida sí que será notada entonces en los ingresos trimestrales".

El UFO pide un aumento salarial del 5% para las 18.000 azafatas tras no recibir mejora alguna en los últimos años. Lufthansa dijo que ofreció un incremento del 3,5% y estipuló además un leve aumento en las horas de trabajo.

El sindicato se opone a lo que dice sería sólo un sistema de incrementos graduales y salarios más bajos para los nuevos empleados.

___

Dorothee Thiesing y David Rising en Berlín y Adam Schreck en Dubai, Emiratos Arabes Unidos, y David McHugh en Francfort contribuyeron a este despacho.