ONU dice que 100.000 personas huyeron de Siria en agosto, el mayor número en un mes desde que comenzó la crisis.