El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, ha anunciado que el Gobierno de Berlín no descarta la posibilidad de acoger a refugiados procedentes de Siria, aunque esa medida no es prioritaria.

"No lo descarto, pero la prioridad es actualmente la ayuda humanitaria allí", señala Westerwelle en declaraciones que publica hoy el rotativo "Frankfurter Rundschau".

Asimismo comenta que "lamentablemente esta claro que mientras se mantenga la violencia contra la población civil siria habrá refugiados".

El Ministerio alemán de Exteriores ha insistido en las últimas semanas en que todos los esfuerzos y medidas para resolver la crisis en Siria deben llevarse a cabo dentro de una estrategia internacional, que incluye la eventual acogida de refugiados.