Al menos diez civiles murieron y 35 más resultaron heridos en un atentado suicida perpetrado hoy durante un entierro en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, informó a Efe una fuente policial.