Serena Williams no cedió un solo game al avanzar el lunes a los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos de tenis. Roger Federer hizo lo propio, con la diferencia de que ni siquiera tuvo que entrar a la cancha, ya que su rival de retiró por problemas físicos.

Williams despachó a la checa Andrea Hlavackova 6-0, 6-0 in 57 minutos. La estadounidense suma 62 victorias en el US Open, pero esta fue la primera vez en que dejó en blanco a su rival.

El suizo Federer, en tanto, se benefició del abandono del local Mardy Fish.

El estadounidense estuvo alejado del tenis dos meses este año por una arritmia cardíaca y volvió a sentir un malestar. Su agente John Tobías dijo que "todavía no estamos 100% seguros de cuál es el problema ni si está relacionado con el asunto anterior".

"No quería retirarme, pero sigo la recomendación médica", expresó Fish en un comunicado, en el que dijo que esperaba volver pronto.

El estadounidense, de 30 años, había jugado un partido de cinco sets que terminó en la madrugada del domingo.

Hlavackova, campeona de dobles del Abierto de Francia en el 2011, nunca había pasado de la segunda ronda en un torneo grande en singles hasta este año.

Williams jugará ahora con la serbia Ana Ivanovic, quien vuelve a los cuartos de final de un torneo grande por primera vez desde que ganó el Abierto de Francia hace cuatro años.

Desde entonces tuvo muchas lesiones y problemas de confianza.

Ivanovic le ganó a Tsvetana Pironkova 6-0, 6-4.

"Tuve algunos momentos buenos y otros no tanto, pero es un proceso. Ahora lo entiendo mejor", declaró la serbia. "A veces te das cuenta de que es exactamente eso, un proceso. Cuesta hacer todo bien a un mismo tiempo. Tienes que rendir bien en las prácticas y también en la cancha".

Federer (cabeza de serie número uno), quien llegó por 34ta vez consecutiva a los cuartos de final de un torneo de grand slam, enfrentará a Tomas Berdych (6), quien le ganó al español Nicolás Almagro (11) 7-6 (4), 6-4, 6-1.