La entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) único entre Centroamérica y México abre "nuevas oportunidades" para las exportaciones de la región, dijo hoy a Efe el ministro de Economía salvadoreño, Armando Flores.

"Se espera que con el TLC único (...) habrá nuevas oportunidades" para incrementar las exportaciones, ya que "tenemos como región, como Centroamérica, a un socio comercial grande como es México", indicó Flores.

Añadió, sin dar detalles, que uno de los principales beneficios será la "disminución de aranceles" en algunos productos.

El Salvador, Nicaragua y México han sido "los primeros países en poner en vigencia" el tratado único, debido a que los parlamentos de Honduras, Guatemala y Costa Rica aún no lo han ratificado, según un comunicado del ministerio de Economía salvadoreño.

El acuerdo, cuya negociación empezó en 2008 y concluyó en noviembre de 2011 en la capital salvadoreña, entró en vigor el pasado sábado, informó el ministerio de Economía de El Salvador.

Con ese acuerdo se unifican los TLC que México mantenía con Costa Rica desde 1995; Nicaragua desde 1998 y el grupo CA-3 (Honduras, El Salvador y Guatemala) desde 2001.

El mercado mexicano supera los 110 millones de habitantes y mediante este nuevo acuerdo se crea un espacio económico y jurídico ampliado, que contribuirá a facilitar el comercio, a fomentar la integración regional y a reducir los costos de las transacciones comerciales, de acuerdo con la información oficial salvadoreña.

También facilitará "la utilización de materiales originarios de los países miembros del tratado para la producción de los bienes finales de exportación", agregó el comunicado del Ministerio de Economía salvadoreño.

Según la misma fuente, se mantendrá el Comité de Integración Regional de Insumos (CIRI), que permite a las industrias abastecerse de materias primas en otros mercados cuando hay desabastecimiento interno y conservar el origen para sus productos a la hora de exportarlos.

En 2011 el comercio entre México y Centroamérica alcanzó un total de 8.156 millones de dólares, cifra que quintuplicó su valor en la última década, según datos publicados el sábado pasado por la Secretaría de Economía mexicana.

Las exportaciones de México a Centroamérica se elevaron el 143 % en 10 años, añadió.

Asimismo, el istmo centroamericano es el cuarto destino de la inversión mexicana en América Latina, con 5.200 millones de dólares en sectores como telecomunicaciones, alimentos, manufacturas, entretenimiento y energía, entre otros.

México es la tercera fuente de inversión extranjera directa en El Salvador y solo en el primer trimestre de este año invirtió 835,2 millones dólares en este país centroamericano, según datos del Ministerio de Economía salvadoreño.

Las inversiones mexicanas en El Salvador se concentran en los sectores de la agroindustria, centros de atención de llamadas, manufacturas diversas y telecomunicaciones.