La 13ra depresión tropical de la temporada de huracanes en el Atlántico se formó en medio del océano el lunes y no representa ningún peligro para tierra por el momento.

La depresión se localizaba a casi 2.160 kilómetros (1.350 millas) al noroeste de las islas de Cabo Verde el lunes por la tarde, con máximos vientos sostenidos de unos 55 kph (35 mph), dijo el Centro Nacional de Huracanes en Miami. Se mueve a poco menos de 5 kph (3 mph) y se prevé que continuará con dirección al noroeste.

El meteoro podría fortalecerse y convertirse en tormenta tropical para el martes. Un fenómeno atmosférico es considerado tormenta tropical cuando sus vientos alcanzan al menos 62 kph (39 millas) por hora y se convierten en huracanes cuando superan los 119 kph (74 mph).

También en el Atlántico, la tormenta tropical Leslie se movía hacia el nornoroeste en mar abierto con una dirección en la que podría llegar a Bermudas para el sábado. La tormenta, con vientos cercanos a los 100 kilómetros (60 millas) por hora, causaba marejadas potencialmente peligrosas en partes de las Islas de Barlovento, Puerto Rico y las Islas Vírgenes.

En el Pacífico, el lunes, la tormenta tropical John se formó cerca de la isla mexicana de Socorro, pero lejos de tierra firme, dijo el centro de huracanes. No se pronostica que John, con vientos de unos 65 kph (40 mph), llegue a tierra, y se prevé que se debilitará durante la noche.