El ministro federal alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha advertido de que la deuda pública de los países en crisis de la zona del euro no se puede financiar con la ayuda del Banco Central Europeo (BCE).

"La deuda de los Estados no puede ser financiada con política monetaria", dijo hoy Schäuble en declaraciones a la emisora pública alemana Deutschlandfunk, en la que advirtió también de que no se puede presionar aún más al BCE.

Asimismo recordó que el Gobierno de la canciller federal, Angela Merkel, defiende esa postura y es contrario a que esa entidad europea compre deuda soberana de los países en crisis de la zona del euro para reducir la presión de los mercados.

El titular alemán de Finanzas se mostró, pese a todo, convencido de que el BCE no tomará durante la reunión de su consejo este jueves decisión alguna que atente contra su mandato.

Por su parte, el ministro alemán de Economía, Philipp Rösler, ha insistido en que la compra de deuda soberana de los países en crisis de la zona del euro por el Banco Central Europeo no es la solución al problema.

"La compra de deuda no puede ser una solución duradera porque alimenta los peligros de inflación", afirma Rösler en declaraciones que publica hoy el rotativo "Rheinischen Post".

El titular alemán de Economía respalda así en sus planteamientos al presidente del Bundesbank (banco central germano), Jens Weidmann, quien se ha mostrado públicamente contrario a la compra de deuda soberana por el BCE.

"El propio presidente del BCE, Mario Draghi, ha indicado que la competitividad y estabilidad de nuestra moneda solo se puede garantizar con reformas estructurales en los distintos países y no mediante la compra de deuda", añade Rössler.

"Ese debe ser nuestro curso", subraya el ministro alemán, quien afirma que "por ello es precisamente que el Bundesbank y Jens Weidmann lo han advertido una y otra vez".