Periodistas ucranianos interrumpieron el lunes el discurso del presidente Viktor Yanukovich sobre la libertad de expresión, en un gesto para protestar por la creciente censura de las autoridades contra los medios de comunicación.

Cerca de una decena de periodistas se levantaron de sus asientos y sostuvieron carteles que decían "Detengan la censura" y "Oligarcas de medios sirven a las autoridades".

Los guardias de seguridad los arrancaron violentamente de las manos de algunos manifestantes.

Yanukovich hablaba durante la inauguración de la reunión anual del Congreso Mundial de Periódicos, una reunión de decenas de ejecutivos de empresas informativas de todo el mundo que se ha quejado de la menguante libertad de prensa en las antiguas repúblicas soviéticas.

Durante la apertura del acto, Jacob Mathew, presidente de la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias, instó a las autoridades ucranianas a "recuperar las libertades que sustentan la democracia y la dignidad humana".

Desde la elección de Yanukovich, los partidos de oposición han tenido poco acceso a la televisión. La mayoría de los canales de televisión son controlados por magnates leales al gobierno, los reporteros se quejan de que les niegan el acceso a información crucial y un creciente número de ataques contra periodistas quedan impunes.

Yanukovich no reaccionó a la protesta. A algunos de los periodistas les permitió mantener sus letreros durante todo el discurso.

La oficina de Yanukovich después calificó el incidente como un "hecho desafortunado", pero dijo que el que los periodistas pudieran mantener su protesta demuestra el compromiso de Yanukovich con la democracia.

En su discurso, Yanukovich juró defender los principios democráticos y la libertad de prensa.

"La tarea principal del gobierno en el ámbito de los medios de comunicación, como la he definido, es crear condiciones en que la prensa libre pueda desarrollarse libremente y ser independiente de cualquier tipo de control", dijo.

Sin embargo, más adelante en su discurso, Yanukovich pidió a los periodistas ser "parciales", cuando al parecer quería decir lo contrario; un desliz del lenguaje que según sus críticos demostró que su compromiso declarado con la libertad y la democracia es meramente una fachada.

"Hago un llamamiento a los periodistas para mantener un alto nivel de normas éticas y respetar los principios de ser objetivos y parciales políticamente", dijo Yanukovich.