El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, respondió hoy durante un evento de campaña en Ohio al símil deportivo que hizo el pasado jueves su rival republicano, Mitt Romney, y aseguró que el exgobernador de Massachusetts "debería patear bien lejos su libro de jugadas económicas".

El pasado jueves, durante el discurso de aceptación de su nominación como candidato a la presidencia por el Partido Republicano, Romney dijo que era necesario "cambiar de entrenador", refiriéndose a Obama al frente de la Casa Blanca.

Obama continuó con las metáforas deportivas, y aludiendo al fútbol americano, que comienza hoy su temporada, el presidente enumeró, lo que a su juicio, hará el candidato republicano con la economía si llega a la presidencia.

En el primer down (intento), Romney aumentaría los impuestos a la clase media con el fin de dar incentivos fiscales a los ricos, aseguró.

En el segundo, "(Romney) decidirá en el último momento" y desmontará la ley de salud, además de las regulaciones financieras y sobre medio ambiente; y en el tercero, agregó, "llamará a la Virgen María", que en la jerga de fútbol americano implica dar un pase desesperado, "y acabará con el Medicare tal y como lo conocemos".

"Ese es su libro de jugadas. Ese es su plan económico", subrayó hoy, Día del Trabajo en EE.UU., en Toledo (Ohio), ante un sindicato de trabajadores de la automoción.

El presidente estadounidense se refirió además a la Convención Republicana que tuvo lugar la semana pasada en Tampa (Florida), tres días que consideró "repletos de una agenda del siglo pasado".

"Era como ver imágenes en una televisión en blanco y negro y con antenas", ironizó Obama, que esta semana será nominado candidato del Partido Demócrata en la convención que comienza mañana en Charlotte (Carolina del Norte).

Además del acto de campaña en Ohio, estado clave, el presidente estadounidense visitará hoy el estado de Luisiana, uno de los más afectados por el paso del huracán "Isaac" la pasada semana y a donde ya acudió su rival en las urnas el pasado viernes.