Los centrocampistas Gary Medel y Mauricio Isla confiaron hoy en que las experiencias del pasado impedirán que nuevos casos de indisciplina afecten la estabilidad de la selección chilena.

"Fue un error que cometí y espero no volver a cometerlo", manifestó hoy Medel, jugador del Sevilla español, al aludir al acto que le costó su salida de la Roja a horas de viajar a Venezuela para jugar un partido de la sexta jornada de las eliminatorias del Mundial Brasil 2014.

Medel y Eduardo Vargas fueron sorprendidos la madrugada del 6 de junio cuando salían de una discoteca de Santiago.

"Ya pasó dos veces antes y nos perjudicó mucho dentro del equipo", manifestó Mauricio Isla al aludir al 'caso Medel' y a otro que obligó al técnico argentino a prescindir de cinco jugadores.

"Tenemos la confianza de Claudio, que otra vez nos permite ir a casa. Ojalá nos portemos bien", añadió el jugador del Juventus italiano.

El primer caso se registró en noviembre del año pasado, cuando Arturo Vidal, Gonzalo Jara, Carlos Carmona, Jean Beausejour y Jorge Valdivia se presentaron tarde a la concentración de la Roja y con síntomas de haber consumido alcohol.

Isla afirmó hoy que ningún entrenador en el mundo, después de dos fallas, concede una tercera oportunidad al jugador indisciplinado.

"Lo conversamos con él y sigue dándonos la confianza. Ojalá nosotros estemos con nuestras familias y nos dediquemos a entrenar", puntualizó.

Chile, que lidera las eliminatorias sudamericanas del próximo Mundial con doce puntos, recibirá a la selección de Colombia el 11 de septiembre en partido de la octava jornada.