Los clubes brasileños de primera división perdieron 108 millones de reales (unos 42,6 millones de euros) de valor de mercado, el 4 por ciento de su valor, durante la última ventana de transferencias del fútbol europeo, que cerró el viernes, según los cálculos divulgados hoy por la consultora Pluri.

Esa pérdida fue provocada por la transferencia a los clubes europeos de jugadores de alto valor de mercado y el fichaje de otros de menor valor, según la consultora especializada en informaciones del mercado deportivo.

Según Pluri, el valor de mercado de la plantilla de los veinte clubes de la primera división de la Liga brasileña se redujo desde 1.020,1 millones de euros en el comienzo del Campeonato Brasileño, hace un par de meses, hasta 977,5 millones de euros el viernes, cuando cerró la ventana de transferencias en el fútbol europeo.

La caída no fue mayor debido a que el Sao Paulo, pese a haber vendido a Lucas al París Saint Germain francés por un precio récord, consiguió un acuerdo que le permite mantener al centrocampista hasta el final del Campeonato Brasileño.

La reducción del valor de las nóminas de los clubes brasileños fue provocada por la venta de jugadores de alto valor de mercado como Oscar (22,3 millones de euros), transferido del Internacional al Chelsea inglés, y Rómulo (8,4 millones de euros), que salió del Vasco da Gama rumbo al Spartak de Moscú ruso.

Ambos son jugadores de la selección brasileña.

En contrapartida, las contrataciones más valiosas de los equipos locales desde el inicio de la Liga fueron las del delantero peruano Paolo Guerrero (6,8 millones de euros) y del atacante argentino Juan Manuel Martínez (4,6 millones de euros), ambos contratados por Corinthians, actual campeón brasileño y de la Libertadores.

Pese a la pérdida de valor tras la reciente ventana de transferencias, el Campeonato Brasileño se mantuvo como la sexta Liga de mayor valor de mercado en el mundo, después de las de Inglaterra, España, Italia, Alemania y Francia, según los cálculos de Pluri.

En lugar del valor del fichaje o de la cláusula de rescisión, Pluri calcula el valor de mercado de los futbolistas a partir de un software propio que tiene en cuenta 61 criterios específicos.

Entre estos se encuentran edad, creatividad, regularidad, fuerza física, capacidad de definición de un partido, aspectos tácticos, disciplina, espíritu de equipo, nivel de los campeonatos que disputa, condición clínica, títulos conquistados, convocatorias para la selección nacional o capacidad de retorno financiero para su club.

Según la consultora, tras las últimas transferencias, el Santos se mantuvo como el club con la plantilla con mayor valor de mercado de Brasil, con 133 millones de euros, seguido por Sao Paulo (103 millones de euros), Corinthians (70 millones de euros) y Fluminense (68 millones de euros).

El club que más perdió valor de mercado por las transferencias al mercado europeo fue el Internacional, cuyo valor se redujo desde 82 millones de euros hasta 65,5 millones de euros, especialmente por la salida de Oscar.

Enseguida se ubicó el Vasco da Gama, cuyo valor cayó desde 67,1 millones de euros hasta 50,8 millones de euros, por la venta de jugadores como Rómulo y Diego Souza (8,0 millones de euros).

Pese a vender cuatro importantes titulares de alto valor, el Vasco tan solo se reforzó para la Liga con brasileños como Jonas (1,2 millones de euros) y Wendel (1,2 millones de euros).

Esas transacciones hicieron con que el Vasco cayese desde la sexta hasta la décima posición en la lista de clubes brasileños con mayor valor de mercado.

Según Pluri, tan sólo 8 de los 20 clubes de primera división de Brasil consiguieron salir de la ventana de transferencias con un elenco más valioso que el que tenían al comienzo del Campeonato Brasileño: Atlético Mineiro, Cruzerio, Náutico, Sport, Ponte Preta, Figuirense, Bahía y Coritiba.