La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, hizo hoy un llamamiento a todos los países del mundo para que ratifiquen la Convención de Armas Químicas, de cuya firma se cumple el decimoquinto aniversario.

"El número de Estados miembros ha aumentado hasta 188. La Convención, por tanto, se acerca a la universalidad. Sin embargo, como han mostrado acontecimientos recientes, la amenaza de las armas químicas es todavía muy real", declaró Ashton en un comunicado.

La Alta Representante de la UE pidió a todos los países que no se han sumado al tratado -con el que se inició la eliminación de todo el armamento químico bajo supervisión internacional- que se unan "sin retraso".

A día de hoy, Siria, Corea del Norte, Egipto, Angola, Somalia y Sudán del Sur siguen sin adherirse a la Convención, mientras que Israel y Myanmar la han firmado pero no la han ratificado.

Ashton subrayó el papel desempeñado desde su creación por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, que en su opinión "continúa siendo un éxito notable y un ejemplo inspirador para un multilateralismo efectivo".

Para la diplomática británica, la UE ha demostrado su apoyo a la Organización de forma tangible a través des sus contribuciones financieras desde 2005 cifradas en 9,5 millones de euros.

"Continuaremos trabajando constructivamente con todos los interesados para la consecución del objeto y propósito de la Convención en los próximos años y, con este fin, esperamos la Tercera Conferencia de Revisión en abril de 2013", concluyó.