El economista y disidente cubano, Oscar Espinosa Chepe ha estado hospitalizado desde hace 10 días por problemas hepáticos y aunque respondió bien al tratamiento su situación es delicada.

"Está en esta crisis del hígado que parece bastante seria... Lo están tratando", comentó el lunes a The Associated Press su esposa Miriam Leiva, quien aseguró que había reaccionado favorablemente a la medicación pero aún estaba "grave".

De 71 años de edad, Chepe --pese a ser su segundo apellido el mismo se identifica de esta manera--, fue uno de los disidentes arrestados en 2003 y que pasó a llamarse el "Grupo de los 75", en relación al número de los detenidos.

Las autoridades los acusaron de ser mercenarios al servicio de los Estados Unidos y grupos de interés, así como recibir dinero y orientaciones para destruir a la revolución.

Chepe fue condenado a 20 años de cárcel por un tribunal, pero en 2004 quedó en libertad condicionada debido a su precaria salud.

Desde hace por lo menos una década el disidente padece de cirrosis, pero la esposa, quien también esa activista, indicó que al parecer la hospitalización se debió a una enfermedad diferente a la dolencia crónica.

El arresto de los 75 opositores --todos en libertad actualmente-- que no tenían actividad violenta le ganó críticas a nivel internacional al gobierno cubano.

En menos de un año dos disidentes fallecieron. La fundadora de las Damas de Blanco, la organización que encabezó las protestas contra el encarcelamiento de los 75, Laura Pollán, murió en octubre del 2011 de un ataque al corazón y Oswaldo Payá, fallecido en un accidente de auto en julio de 2012.