Unas 24.500 personas visitaron la XIII Feria Internacional del Libro de Costa Rica, que concluyó este domingo y que este año estuvo dedicada a la cultura afrodescendiente, informó hoy la Cámara del Libro del país centroamericano.

El evento, que inició el 24 de agosto y mantuvo sus puertas abiertas por diez días, se llenó de libros, descuentos, charlas, seminarios y hasta conciertos, por lo que fue calificado como un "rotundo éxito" por sus organizadores.

La asistencia de este año supera a la de 2011, cuando menos de 20.000 visitantes recorrieron los puestos de exhibición de editoriales y librerías. Además, 3.500 estudiantes disfrutaron de visitas guiadas y actividades de fomento de lectura, destacó la Cámara en un comunicado.

Esta edición de la feria reunió a 46 expositores locales e internacionales de países como Guatemala, México, El Salvador, Perú, España, Nicaragua y del Caribe, y tuvo una programación de 150 actividades de todo tipo.

Según la Cámara local del Libro, los expositores participantes reportaron buenos niveles de ventas, aunque no se brindaron detalles sobre los montos de negocios generados.

Este año, la tradicional feria del libro contó con el Premio Nobel de Literatura 1992, Derek Walcott, como invitado especial.