El ex mandatario guatemalteco Alfonso Portillo afirmó que la decisión de la Corte de Constitucionalidad de extraditarlo a Estados Unidos para enfrentar una acusación de conspirar para lavado de dinero es una violación a los derechos humanos.

"Siento profunda vergüenza por nuestro país que para resolver los casos en Guatemala se tenga que violar la ley", dijo Portillo el lunes en una rueda de prensa en la sala de tribunales donde llego para firmar un oficio. Agregó que llevará el caso a la Corte Suprema y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El ex gobernante (2000-2004) apeló a la Corte de Constitucionalidad contra su extradición, ratificada en noviembre de 2011 por el entonces mandatario Alvaro Colom en una de sus últimas decisiones como presidente.

Portillo está acusado en una corte de Nueva York de haber lavado unos 70 millones de dólares del gobierno de Guatemala a través de cuentas bancarias radicadas en Estados Unidos.