El centrocampista chileno Miguel Iturra ha considerado hoy en su presentación como malaguista que su llegada al Málaga, que este año disputa por primera vez en su historia la Liga de Campeones, "es un gran salto" en su carrera, "un gran "orgullo" y una gran "responsabilidad vestir esta camiseta en 'Champions'".

Por ello, el internacional chileno, que la pasada campaña militó en el Real Murcia, de la Segunda División española, ha afirmado en rueda de prensa que espera "estar a la altura de las circunstancias".

"Mis sensaciones son positivas con todos mis compañeros porque, a pesar de no conocer a muchos, me han recibido muy bien", ha destacado Iturra, que se ha comprometido con el Málaga por una temporada.

El chileno ha dicho que quiere aportar al conjunto malaguista "muchas ganas, sacrificio, ímpetu", además de "contagiar" a sus compañeros y al equipo el lema de "no rendirse nunca" y "luchar cada pelota hasta el final".

Por su parte, otro de los últimos refuerzos del Málaga, el estadounidense de origen nigeriano y con pasaporte belga Oguchi Onyewu, ha comentado también en su presentación que está "muy ilusionado" y llega a un "equipo fuerte" para "dar el cien por cien y aportar cosas a la defensa".

Onyewu piensa que es "una buena opción estar aquí", ya que el Málaga es "un buen equipo" y afronta "un reto" importante como es disputar la Liga de Campeones.

"Tengo la oportunidad de competir en un campeonato importante, al ser la mejor liga del mundo por calidad y por jugadores", ha dicho el nuevo fichaje malaguista, por lo que para él es un "honor competir en la Liga".

El jugador estadounidense de origen nigeriano ha militado antes en grandes equipos, en los que ha explicado que destacó en la defensa por su "fuerza" y sus "características físicas", ya que mide 1,95 metros, además de por su "capacidad de liderazgo".

Oguchi Onyewu llega al Málaga cedido con opción de compra desde el Sporting de Lisboa y ha jugado anteriormente en el Metz francés, La Louviere, Standard de Lieja, Newcastle, Milan y Twente.