El Gobierno de Costa Rica decidirá a más tardar en enero próximo si construye una línea de tranvía eléctrico de 10 kilómetros de ruta que cruce de este a oeste a San José, el cual tendrá un costo de 250 millones de dólares, informó hoy una fuente oficial.

El segundo vicepresidente de Costa Rica, Luis Liberman, declaró hoy en una conferencia de prensa que la decisión se tomará entre diciembre y enero próximos, cuando una comisión gubernamental y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) hayan analizado un estudio ya concluido sobre la viabilidad del proyecto.

"Esta vez sí vamos a tomar una decisión. No como otras veces que se han archivado estudios similares", explicó Liberman al hacer referencia a dos análisis anteriores sobre la viabilidad de un tranvía en San José.

La empresa francesa SYSTRA entregó hoy al Gobierno costarricense y a la Municipalidad de San José las conclusiones del estudio de viabilidad socioeconómica y financiera del tranvía, elaborado con una donación del Gobierno de Francia de 650.000 dólares.

La empresa determinó que el proyecto es factible desde todo punto de vista (ambiental, socioeconómico y financiero), elaboró un diseño de la ruta del tranvía y determinó que como mínimo transportará a unas 150.000 personas a diario (3,5 % de la población total del país).

El diseño inicial contempla diez kilómetros de ruta con 18 estaciones, así como 14 unidades de tranvía con capacidad para máximo 750 pasajeros, las cuales operarán en una frecuencia de cada cinco minutos en horas pico y cada diez minutos el resto del día.

El alcalde de San José, Johnny Araya, afirmó en la conferencia de prensa que está "absolutamente convencido" de que este medio de transporte ayudará a resolver los problemas de congestión vial y contaminación de la capital.

También destacó que favorecerá las iniciativas del municipio para repoblar la ciudad y convertir a San José en un sitio más atractivo para el turismo, las actividades culturales, financieras y comerciales.

El vicepresidente Liberman aseguró que el Tranvía está dentro de un plan del Gobierno para "privilegiar el transporte público sobre el individual" en San José, donde "los carros (automóviles) ya no caben".

Si el Gobierno decide avalar el proyecto, dijo Liberman, el principal objetivo será conseguir la financiación para luego licitar la construcción de la obra a una sola empresa internacional.

Las autoridades también analizan si la mejor forma para administrar el tranvía es hacerlo por medio de un consorcio público-privado.

Si se cumplen los plazos establecidos en el estudio de viabilidad, el tranvía podría entrar en operaciones dentro de cuatro años.