La Unión Europea ha lamentado hoy que Bosnia no esté cumpliendo con los plazos pactados con la UE de cara a su futura solicitud de adhesión al bloque y ha instado a las fuerzas políticas del país a dejar de lado sus disputas y avanzar en la vía europea.

Las autoridades bosnias se habían comprometido a acordar, antes del fin de agosto, una serie de cambios constitucionales considerados necesarios por Bruselas para un acercamiento entre las dos partes.

"La UE toma nota con gran decepción del hecho de que los líderes institucionales y políticos no hayan cumplido con el primer plazo de la hoja de ruta", ha señalado hoy la portavoz comunitaria de Exteriores Maja Kocijancic.

Según la portavoz, la Comisión "lamenta que se dé una menor prioridad a la agenda europea que a las rivalidades políticas".

Kocijancic, en todo caso, ha mostrado su confianza en que "los líderes institucionales y políticos cumplan con sus responsabilidades" y las reformas se completen.

Bosnia, al igual que Albania y Kosovo, se mantiene como "candidato potencial" a la adhesión a la UE, un estadio muy lejano al ingreso que el año próximo logrará Croacia y todavía claramente por detrás del estatuto de país aspirante -que permite la apertura de negociaciones- del que disponen Serbia, Montenegro, Macedonia, Islandia y Turquía.