El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, subraya que en sus negociaciones en la Unión Europea hace lo que cree "que beneficia a los intereses generales del euro y a los de España en cada momento concreto", y afirma que, "a partir de ahí", toma sus decisiones.

"Estoy convencido de que cumplir con mi deber me llevará a volver a ganar las elecciones", dice Rajoy en una entrevista que publica hoy el diario español ABC y en la que han participado otros tres periódicos europeos: el italiano "Corriere della Sera", el francés "Le journal du Dimanche" y el alemán "Bild am Sonntag".

El jefe del Ejecutivo señala que ha sido "la realidad" lo que le ha impedido cumplir el programa electoral que le llevó a su victoria por mayoría absoluta en las urnas en noviembre pasado.

"Yo no tengo varitas mágicas y nunca prometí milagros; saldremos de ésta, no me cabe ninguna duda, pero con esfuerzo, perseverancia y fe en nosotros mismos", refiere el presidente de Gobierno y líder del conservador Partido Popular (PP).

En esta entrevista, a la que ABC dedica la portada y ocho páginas, el jefe del Ejecutivo explica que entiende que a la gente le duelan las medidas de ajuste promovidas por el Gobierno, si bien precisa que él y su Gabinete están "intentando ser justos y equitativos a la hora de repartir los esfuerzos", y recuerda que "los recortes no han afectado a los pensionistas".

"En cuanto pueda bajaré el IRPF (el impuesto a la renta de las personas físicas, que el Gobierno subió en enero pasado)", indica Rajoy.

Sobre la eventualidad de un rescate o asistencia financiera por parte de la Unión Europea a España, se muestra cauto: "Vamos a esperar a las decisiones del Banco Central Europeo (BCE) y a partir de ahí tomaremos una decisión que hoy no está todavía adoptada, pero si creo que es bueno para el conjunto de Europa, para el euro y para España, lo haré y, si no, no".

El presidente del Gobierno considera además que el actual sistema de administración regional en España (con comunidades autónomas que han asumido muchas funciones antaño centralizadas) es viable "siempre que los gastos se adecúen a los ingresos".

Reafirma en ese sentido que el Ejecutivo central atenderá a Cataluña, que ha solicitado al Estado más de 5.000 millones de euros de ayuda financiera, porque no puede "dejar a nadie a su suerte", pero añadió que las autoridades catalanas "tienen compromisos que asumir".

Entre las reformas estructurales previstas para este trimestre que afectarán a las regiones autónomas, Rajoy destaca las destinadas a garantizar "la unidad de mercado" y evitar la "excesiva regulación".

El semanario francés "Le Journal du Dimanche" dedica dos páginas a esta entrevista con Rajoy, bajo el título: "Lo peor que le puede pasar a un Gobierno es no comprender la realidad en la que vive".

En esa entrevista, el dirigente español dice que comparte con el presidente francés, François Hollande, los puntos de vista esenciales para salir de la crisis".

"El euro sin Alemania no puede sobrevivir", titula la entrevista el rotativo alemán "Bild am Sonntag", que destaca el convencimiento de Rajoy de que la eurozona podría disponer en 2018 de una unión fiscal con eurobonos.

También es contundente con las reformas acometidas en España y las defiende contra las críticas que hayan podido recibir en Europa: "no encontrará usted ningún gobierno que en los ocho primeros meses de su legislatura haya cambiado tantas cosas como el mío".

El "Corriere della Sera" también lleva a su portada la entrevista, de la que resalta la afirmación de Rajoy de que "Madrid está preparada para pedir ayuda" y que respeta las condiciones de la UE.

"Si las modalidades del Banco Central Europeo son positivas, presentaré la petición de ayuda; de otro modo, no", dice el presidente del Gobierno español.